Pulso en reposo
El pulso en reposo (PR) es una métrica muy importante para todo atleta y en general para cualquier persona. El PR es el pulso que tienes al despertar, antes de salir de la cama y a manera de regla general, entre menor sea se supone que mejor es tu condición física. Es importante considerar que no es adecuado comparar el PR de una persona contra el de otra y en base a eso suponer quien tiene mejor condición física pues las características de cada uno puede ser distintas y los rangos en que sus corazones pueden bombear sangre al cuerpo pueden ser distintos sin que eso implique, necesariamente, una mejor o peor condición.

Para efectos de entrenamiento tomaremos el PR como un parámetro de comparación con nuestro propio PR en el pasado. El cambio en el PR es un cambio gradual que toma tiempo, pero es importante el monitoreo rutinario de este parámetro pues nos puede dar indicaciones de que algo no esta bien. Por ejemplo, si tu PR regularmente ronda las 55 pulsaciones por minuto (ppm) y un día notas un PR de 65, esto podría ser un indicador de fatiga que con un día de reposo podría solucionarse o quizá con una sesión aerobica suave. 
Si tu PR es muy elevado para tus parámetros normales eso significa que tu corazón necesita latir más veces para realizar el mismo trabajo que regularmente hace con menos esfuerzo.
Una de las interpretaciones que podemos dar a un pulso mayor que el normal (en reposo) es que tu cuerpo esta aun en recuperación/reparación y por lo mismo exige mayor trabajo al corazón de lo normal, lo cual se refleja en un mayor pulso en reposo y significaría que debes permitir a tu cuerpo terminar de recuperarse antes de realizar un esfuerzo importante.
Entre mas conozcas como se comporta tu cuerpo mas eficiente podrás volverlo.
Roman Olivera
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon