Ironman Texas 2014

En la bici se me hizo muy tarde y me quede a 1 minuto con 16 segundos de que me sacaran de la competencia. Yo ni siquiera me había percatado de que iba tan retrasada. No entendía porque casi al final de la competencia todos me pasaban tan rápido, pensaba “no sé porque le dan tan rápido si todavía falta correr un maratón”. Y seguía a mi pasito. De repente cuando gire rumbo a la zona de transición escuche que la barredora iba detrás mío y pensé: “Dios mío! que acaso soy la última?! ¿Estaban a punto de barrerme? no, ¡no puede ser!” pero siiiii, estaban a punto de decirme “396, you are out of the competition!!!!”.

Al entrar a la zona donde terminaba la bicicleta los que iban delante de mi dejaron de pedalear y se fueron con el puro vuelito, yo seguí pedaleando a mi pasito tun tun y al menos ya con eso no fui la última en llegar. Ahí estaba mi coach al llegar “dale más duro Deya!!”. Ok, me fui corriendo como pude a la tiendita de transición para salir a correr. Una Sra. estaba sentada frente a mí y dijo que la habían sacado de la competencia porque iba 1 minuto tarde. Me impacté y le pregunté a la chica que me estaba ayudando a cambiarme “¿y yo?, ¿estoy dentro o fuera? ¿Me sacaron o no?” me respondió, “¿te dijeron algo?”, “no” le respondí, y me dijo “entonces no estas fuera” wow! me fui a correr, iba corriendo e iba súper mortificada por el tiempo, me preguntaba si iba lograr el corte del ironman o me iba a quedar en el intento. ¡No estaba dispuesta a quedar en el intento!, ¿con que cuentas le iba a salir a todos los que me acompañaron en este recorrido?

Corría, corría lo más rápido que mis piernas podían. Tres vueltas había que hacer, veía a la gente y pensaba que todos iban ya en su segunda vuelta ¡y yo apenas en la primera! ¡Era la última! ¡La última! corría y corría, “no te detengas, solo no te detengas, sigue corriendo, murmuraba en mi interior. Llegue a la zona donde estaba el coach. Se va corriendo conmigo y me pregunta cómo voy, yo no sabía que decir, estaba mortificadísima por el tiempo. Iba corriendo lo más rápido que podía pero sabía que no iba lo suficientemente rápido. No lograba decir nada. “¡Háblame!, dime cómo te sientes!!!” me dice y ya logro decirle “pues es que yo estoy bien pero estoy bien preocupada por el tiempo” “¡termínalo!” me dice. Ok, seguí corriendo tan rápido como podía y por ir a un paso más agresivo de lo que podía dado el agotamiento físico de mi cuerpo, me empecé a sentir medio mareada. Me preocupe, “Dios mío!!! si me desmayo ya valió queso esta cosa” siguiente puesto de abastecimiento, me detuve unos segundos, “chicken brot” gritaban, lo tomé, “coke” lo tomé, “powerade” lo tomé, nunca tomo nada de esas cosas pero necesitaba lo que fuera para reestablecerme, seguí adelante y después de unos metros más hizo efecto el chicken brot, la coca y el powerade, me reestablecí y seguí corriendo, iba a buen paso, pero traía dolores increíbles en las rodillas, desistí de usar el supradol dado que iba mal, no fuera a ser que me cayera mal o me pasara algo. “Aguanta el dolor, aguanta, eres bien aguantadora para el dolor así que aguanta” me dije. Y ahí voy paso a paso. Pase de nuevo en la zona del coach, “ya lo terminaste!” me dice. Y yo, “no, pues no, falta 1 vuelta y no sé, mejor no me confió” me dice “faltan 3 hrs para que termine la competencia y te echas la vuelta en 1:30, ya lo terminaste, aguanta el paso! te veo en la meta!!!!” ok, ahí voy, aguantando, yo seguía mortificada como quiera. En la tercera vuelta pase a 2 de mis compañeros ciclistas y me sentí un poco más relajada de que al menos ya iba con el grupo. Seguí corriendo tanto como podía, “Dios mío! un maratón después de 4kms de natación y 180kms de bici es una locura! una locura!!!!! No se ni como lo estoy haciendo” pensaba.

“Vamos! sigue, sigue, corre Dey, aguanta!” y conforme iba pasando a todo mundo en la tercera vuelta y era la única que iba corriendo, la gente me animaba mucho, los mismos compañeros de carrera, y eso me daba energía para seguir, volteo a ver la hora, 10:08pm, km38. “Que?!” las 10? como que las 10?, cómo? estará mal el reloj?“ pensé. Apenas iba a lograr llegar antes de las 12 de la noche y eran las 10 y me faltaban 4kms. “wow! ok! no voy tan mal!!!! Sigue!!! Sigue!!! Wow!!! Voy a hacer sub 5 en el maratón, genial!!! siiii!!! do it, do it!!!” esos últimos 4 kms me costaron muchísimo. Ya no traía nada de nada. NADA! subo rumbo a la meta y volteo a ver mi reloj, 4:57, “siiiiii, corre todo lo que puedas Dey y haz menos de 5 por el amor de Dios!!!!!” 4:59 tiempo de maratón. 15:11:22 tiempo total.

Prueba superada! Mil gracias a todos los que me apoyaron en este proyecto. A mi familia obvio, a mis compañeros even y al coach que nos apoyo tanto en la competencia

= Deya =

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon