Son tiempos complejos mientras pasamos por esta crisis mundial relacionada al COVID-19. La cancelación de eventos alrededor del mundo y la dificultad para entrenar en los espacios en los que acostumbramos a hacerlo convierten en un reto encontrar la motivación diaria para entrenar. Pero encontramos que la razón principal de esto es que hemos dependido tanto de ir tras la medalla, el resultado, el record, que nos olvidamos de disfrutar el proceso y la rutina diaria del entrenamiento. El placer de entrenar solo por hacerlo sin requerir de un evento o una meta gigantesca es un gusto que se tiene cuando niños pero que vamos perdiendo gradualmente. 

Este es un momento ideal para hacer una pausa y disfrutar de nuevo el ejercicio por si mismo, como un juego, como un experimento de lo que el cuerpo es capaz de hacer cuando nos esforzamos sin necesidad que nadie nos lo reconozca con una medalla o lo valide por medio de un tiempo en un papel. En el siguiente video te compartimos una plática que tuvimos con parte del staff de coaches de EVEN donde cada quien comparte un poco de la forma en que logra la motivación interna y en sus atletas en estos tiempos.

Roman Olivera
FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon