Es imposible lograr una buena técnica al nadar si no se aprende a respirar correctamente. Una mala técnica de respiración puede afectar aspectos clave reflejándose en una mala postura y alineación del cuerpo, lo cual a su vez afecta otros factores provocando una cadena de errores. Es por eso que si se logra corregir los problemas técnicos en la respiración es posible que se logren corregir muchos otros detalles que afectan directamente la velocidad en el agua.

En este video nos enfocaremos en los siguientes factores que debes mantener en mente durante tus entrenamientos de natación:
1. La cabeza se mantiene en una misma posición cuando no esta girando para respirar.
Una forma de evitar el movimiento de la cabeza es maneter la vista fija en una misma dirección,

2. La cabeza debe girar en conjunto con tus hombros

3. La vista, al respirar, debe mantenerse al “raz” del agua.
Esto significa que no debes girar la cabeza tanto que logres ver el techo (o el cielo dependiendo donde estes nadando). Tampoco debes levantar la cabeza para respirar pues eso hundira tus caderas y desencadenaras una serie de problemas. Recuerda que la cabeza no se levanta sino gira junto con los hombros.

Una excelente herramienta para mejorar tu técnica de respiración son las aletas cuando una de las causas de los errores en la respiración es que se te hunden las caderas y/o piernas en el agua. Las aletas evitan esta situación y permiten que practiques tu respiración eliminando otros problemas técnicos.

Otros factores importantes que abordaremos en otros videos son:
– Exhalar debajo del agua
– Aprovechar la estela que genera tu cabeza para respirar con una menor rotación de la cabeza
– Buena rotación de hombros y caderas
– Aprender a respirar bilateralmente.

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon