Las lesiones se pueden evitar

Casi la mitad de los corredores aficionados sufren lesiones relacionadas a la rodilla, pantorrillas o tendón de aquiles de acuerdo a un estudio de la Universidad de Gotemburgo(1). Dicho estudio indica también que el nivel de riesgo es el mismo entre diferentes géneros, edades o nivel de experiencia corriendo. Esta conclusión sin mayor contexto es preocupante.

La mayoría de la gente cree que correr conduce irremediablemente a lesiones de rodilla y el estudio arriba mencionado parece avalar esta idea.

“Todos los corredores se lastiman las rodillas”

Pero en 10 años de experiencia en EVEN guiando a miles de atletas en tu entrenamiento, podemos decir que de ninguna manera una lesión es inevitable por el solo hecho de practicar deporte. Si bien mucha gente tanto de alto nivel atlético como quienes van comenzando se pueden lesionar, son factores propios del atleta o su entorno los que debemos evaluar. La técnica, sobrecargas de entrenamiento, mala condición del calzado o bien situaciones externas como la superficie sobre la cual se corre son factores que pueden ocasionar lesiones. Culpar a la actividad es un error, pues las fallas son comúnmente propias del individuo.

Uno de los hallazgos interesantes es que aquellos corredores que tenían alguna debilidad en la parte externa de los muslos o con pronación tardía (aún después de despegar el talón) presentaban mayor riesgo de lesión. Lo que este estudio no menciona es el tipo de entrenamiento realizado, la forma en que se realizo el control de cargas de entrenamiento o incluso los protocolos de calentamiento y vuelta a la calma. Se entiende que cada individuo participante en el estudio tuvo la libertad de correr libremente. De manera que si algo nos hace pensar estas conclusiones es que ese grupo cercano al 50% de los corredores que sufre lesiones de manera regular aparte de tener algún agente de riesgo como los arriba mencionados, podrían estar corriendo sin seguir un programa estructurado. Está última podría comprobarse como causa de lesión no solo en el running.

Saber cómo incrementar las cargas de entrenamiento y los tiempos adecuados para hacerlo es clave para la salud de toda persona que practique algún deporte en cualquier nivel. Así como no se le puede pedir a un/una gimnasta novat@ que realice un split,splits no podemos pensar que salir a correr sprints en tus primeras salidas a correr sea una buena práctica, pero muchas personas lo hacen. En nuestra experiencia toda persona que desea incorporarse al mundo del running debe comprender que es un proceso que debe priorizar su salud ante todo. El seguimiento de un programa de entrenamiento adecuado para sus condiciones del momento y sus objetivos, así como la incorporación de rutinas de calentamiento y vuelta a la calma son factores que pueden minimizar los riesgos de lesión y tener una vida deportiva de largo plazo.

Román Olivera

(1) University of Gothenburg. “Major risk of injury for recreational runners.” ScienceDaily. ScienceDaily, 12 April 2021. <www.sciencedaily.com/releases/2021/04/210412114832.htm>.

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon