forum_view Relato Maraton Chicago 2013. Eduardo Berber | Entrenamiento de Carrera | Entrenamiento de Triatlon
Unete
EVEN te ayuda a Conectar y Compartir con Personas en tu Vida

Relato Maraton Chicago 2013. Eduardo Berber

Un paso, una mirada, una sonrisa
Eduardo Berber García, Maratón de Chicago, Septiembre 2013

La carrera de resistencia para los deportistas aficionados nos permiten obtener un
aprendizaje que durante los 42 km vas grabando en carrete que principalmente
contiene lo que ves, oyes y sientes.
Esta experiencia de vida quiero compartirla con los jóvenes que directa o
indirectamente me rodean, pues cruzar la meta tiene algo mas que sentimiento de
logro, para m es la capacidad de renovarse positivamente ante situaciones cardinales
de vida.
Las palabras un paso, una mirada, una sonrisa fueron escritas como parte de la
metodología para atacar la carrera y que deberían motivarme durante las más de 4
horas que la capacidad física que tengo me permite correr estas distancias, en
particular éstas tienen el detalle que fueron el resultado de compartir éste sueño con mi
familia, razón por la cual no las hago mías y las porte en el pecho para ellos y aquellos
jóvenes que ocupan un paso para avanzar hacia su meta, una mirada hacia su
derrotero, pero sobre todo una sonrisa para la vida.
El diseño del maratón en ciudades grandes, me he dado cuenta que arranca de lugares
iconos de la ciudad sede y en esta ocasión salió del Grand Park un espacio dedicado al
esparcimiento y desarrollo de la cultura universal, inicio el recorrido por las principales
avenidas con enormes rascacielos que al reflejar los rayos del sol naciente sobre sus
grandes paredes de cristal y escuchar el ruido asíncrono de las pisadas de miles de
corredores me hinchaba el pecho y el espíritu para decir, gracias Dios por regalarme
este momento y gozarlo a plenitud, eran los primeros diez kilometros y las gotas de
sudor empezaron a resbalar sobre mi frente.
También los diseñadores del maratón hacen que los ríos de gente pasen por los
diferentes barrios de la ciudad y así quienes las visitamos para correr hacemos de
cuenta que estamos llegando a diferentes aldeas con culturas propias incluyendo la del
país anfitrión, una mirada a estas aldeas me permitió saber que hay mucha gente
inmigrante y pienso que para sobrevivir se agrupan entre ellos, entonces ves a gente
comun vistiendo sus trajes tipicos, tocando gaita, tambores, etc. Divirtiendome con esta
fiesta me llegaron los veinte kilometros pero me faltaba lo bueno, tome agua y pense,
ya vas a la mitad de tan importante reto.
Chicago por supuesto tiene su pueblo mexicano, aquí me detengo para decirles que
viví algo muy especial y vale la pena platicarlo, la carrera estaba avanzada hacia los 32
km y para los corredores aficionados es una etapa de esfuerzo muy importante y el
cansancio se asoma de repente, yo me mantenía con buen nivel físico y enfocado a
administrar la carrera, sin embargo sabia que estaba en zona de la llamada pared. Al ir
2
trotando y salir de una avenida arbolada tomamos una curva y entramos en una calle
ancha con horizonte tendido; mí sorpresa fue ver cualquier cantidad de banderas y
personas comunes y corrientes de México que con frecuencia distingo en nuestras
provincias regionales, gritando el arriba ...el nombre de su pueblo, bailando un
zapateado, con la silla en la banqueta para la abuelita con trenzas blancas, el paisano
con sombrero de palma y una estampita de la virgen, muchos pero muchos vivas a
México... vaya momento, entonces me acerque a la gente y sin dejar de correr fui
tocando sus manos ásperas pero afectivas, entre ellos había una bandera, ví los
colores y recorrí el lienzo sintiendo los surcos del tejido noble y suave de la tela, sentí
que la palabra México tiene una consonancia especial que al gritarla trasmite mucha
esperanza y al oírla alimenta nuestra voluntad para no claudicar, entiendí que esto la
hace cómplice de nuestros anhelos de vida, me fui alejando y solo me quedo el olor
nostálgico de las palabras de mi pueblo, anda ve con Dios.
La ruta continuaba y cada vez era mas complicado sostener el ritmo aun con la
preparación disciplinada de 4 meses, sabia de esto y con el trabajo de visualización
previo mantuve el paso como estaba planeado hasta que la fatiga mental me agredió
sin permitirme negociar intercambiando dolor, porque he entendido que el dolor por
fuerte que sea lo podemos soportar a cambio de tiempo y es que en realidad es
pasajero, el asedio mental muchas veces nos hace desistir de nuestras metas y con
ello nuestros sueños de ser o tener lo que deseamos y por lo cual trabajamos durante
mucho tiempo con sacrificios y esperanza de lograrlos en el momento destinado para
ello, es aquí jóvenes donde se marcan las vidas de las personas que logran sus
objetivos, pues pocos logran esa negociación con la mente de cambiar dolor y esfuerzo
por el logro buscado. Esto es entre otras cosas lo que me deja de aprendizaje el correr
poco mas de cuarenta y dos kilómetros.
Como negociar para llegar a la meta faltándome cinco kilómetros? No fue fácil aceptar
el dolor y hacerlo mío, saque fuerzas del corazón que no había participado en la
negociación y supe que estaba dispuesto a sumarse al esfuerzo, entonces aproveche
su energía y a cada respiración brotaba del corazón sentimientos por un lado de alegría
que al revivirlos me hacían más fuerte y por el otro de dolor por acciones fatídicas que
al tirarlas me hicieron más liviano, en esa medida fuí ganando fuerza y confianza para
correr ligero, pues creo que de eso se trata la carrera del maratón, porque si
recordamos su origen solo tenía un objetivo, dar un mensaje de felicidad.
Al ir avanzando contemple a la gente dando alientos sinceros a cientos de corredores
que sufrían por terminar, pude oír a corredores leales gritar para no sentir el dolor, a
una madre jalando con frases de motivación a su hija para cumplir su sueño, a los más
dotados acelerar el paso para mejorar sus tiempos, pude dominar mi dolor y a un paso
de la meta levante la mirada al cielo y esbocé una sonrisa.
Keywords: relatos
Todos los horarios son GMT -5. La hora actual es 10:44 am