El segundo IRONMAN no es más fácil que el primero

El segundo IM no es más fácil que el primero, aun y cuando sabes a lo que te enfrentas.

El primer IM es mas la emoción de hacer tu primer evento y simplemente no tienes idea de lo que va a pasar en cada etapa del evento asi que vas viviendo cada momento del dia.

El segundo IM es difícil porque ya estas compitiendo contigo mismo y sabes que debes ejecutar mejor para hacer un mejor tiempo así que la presión es mayor y eso puede jugar en tu contra.

La natación y bici los disfrute muchísimo, aunque en los últimos kms de la rodada ya estaba cansado y sin muchos ánimos de hacer un maratón….porque sabia que tenia que ser mejor que el año pasado y efectivamente, sufrí en cada km de la carrera, tanto así que me dije en más de una ocasión “es mi ultimo IM”. Pero al llegar a la meta, ver a mi esposa más emocionada que yo por cruzar la meta, ese sufrimiento previo desaparece y hace que todo valga la pena. Cuando vi a mi esposa, me abrazó y me dijo lo orgullosa que estaba de mi, sin importar si fue mejor tiempo o no, es algo que no tiene precio y hace que todo el esfuerzo, sufrimiento y los meses previos de preparación valieran la pena, al grado que no pasaron ni 10 minutos de haber cruzado la meta cuando mi esposa y yo dijimos…“el próximo año estaremos nuevamente aquí, este será nuestro Ironman de familia”.

En resumen, la clave del primero, segundo o demás IM es disfrutarlo en todo momento y saber que después de la meta habrá alguien esperando para celebrar contigo. Eso, y solo eso, valen todo el esfuerzo….y claro, escuchar nuevamente:

“César, você é um Ironman!”